EL PROJECTE ORIOL

El Projecte Oriol neix el 5 de gener de 2012 com a resposta social a:

1.- Donar una resposta econòmicament viable a persones amb un grau de discapacitat psíquica que precisin d'un suport intermitent o limitat per a les seves AVD (Activitats de la Vida Diària).

2.- Proporcionar una manera de guanyar-se la vida a persones que per la raó que sigui poden prestar el servei que se'ls hi demana.

En sí el Projecte Oriol consisteix en una oferta (cartera) de llars de convivència on puguin conviure-hi 1 o 2 persones amb els titulars de la mateixa a través d'un contracte de convivència que inclou una sèrie de funcions de cuidador. Dites llars es troben supervisades i assistides en matèria d'assistència psiquiàtrica i social pel Gabinet del Dr. Peris.

PER MÉS INFORMACIÓ SOBRE PLACES o EL PROJECTE: 93-125.15.02 - 93-008.31.49 - gabinetperis@gmail.com

sábado, 21 de julio de 2012

LA RUPTURA DE LAS PAREJAS CON HIJOS y BIENES EN COMÚN-4. Los previos a la separación


Marca "Me gusta" en https://www.facebook.com/ProjecteOriol. Se te avisará cada vez que publiquemos algo.

Blogger no usa tu correo electrónico para invadir tu intimidad o enviarte propaganda.


Lo más importante en un proceso de separación cuando hay bienes e hijos de por medio es el respeto al otr@.

Cualquier otro sentimiento empeorará, encarecerá y encallará el proceso de separación.

Un proceso de divorcio enturbiado por sentimientos y afectos negativos tiene el peor pronóstico en cuanto a daño personal, anclaje en el pasado, daño económico importante para ambos, daño educativo sobre los hijos y sobre todo el peligro de un SAP (síndrome alienación parental).

El  proceso de divorció tiene dos campos en los que sucede: el individual a nivel psicológico y el práctico a nivel de bienes e hijos.

1.- A nivel psicológico. Ya hemos comentado que hay diferentes reacciones a la demanda de separación por parte de uno o ambos de los miembros de la pareja.

Cualquier anomalía en lo esperable de la racionalidad y respeto mutuo humano, llevará el proceso por mal camino.

Sentirse engañado, querer resarcirse a través de la venganza de un daño sentido, ser codicioso en el resultado económico o de bienes, usar a los hijos como moneda de cambio o de venganza con el otro, los remordimientos de quien toma la decisión o el miedo o las ganas de no tener problemas, nos harán actuar de manera incorrecta.

Hay que recordar que una separación es en principio el fin de la relación con el otro en cuanto a un estado pero ello no significa que los sentimientos que se produzcan hayan de perdurar toda la vida. El mejor resultado es el entendimiento y el respeto a la decisión del otr@.

Cuanta menos contaminación afectiva haya, mayores probabilidades de tener una relación correcta en un futuro próximo. Ello es de vital y universal importancia cuando hay hijos comunes. Y al revés.

Por tanto, hay que tener la mente lo suficientemente clara para apartar sentimientos de cara a poder concretar unos pactos lo más justos y equitativos posibles.

Cuando acuden a mi asesoramiento personas que se encuentran en un proceso de separación que aun no se ha iniciado a nivel verbal, siempre les recomiendo varias cosas, entre ellas:
  • a)   Hay posibilidad de evitarla?
  • b)  Primero de todo, has consultado a un abogad@. Consultar no significa iniciar. Ello es importante para no caer en la venganza o el remordimiento tanto de uno, como del otro.
  • c)   Estás dispuest@ a comunicarlo en un momento de no discusión?
  • d)  A partir de la comunicación eres la persona menos indicada para ayudar al otro ya que le crearás confusión y esperanzas.
  • e)   Tienes una alternativa de vivienda preparada por si es menester apartarse por el bien de ambos?
  • f)    Tienes las cuentas bancarias lo suficientemente claras para poder sobrevivir cuando comuniques la separación?
  • g)  Tienes todas tus necesidades cubiertas caso que tengas que abandonar el hogar deprisa? Transporte, vestir, comer, colegios, extra-escolares, pagos fijos, etc.
  • h)  Y aquellas específicas que el caso por su clínica requiera: posibilidad de mal trato, intervención de la familia extensa, posibles denuncias paralelas, etc.
Si estas preguntas no están resueltas, el proceso se iniciará mal con toda seguridad y se perderá tiempo y energía en reconducirlo.

De hecho estas preguntas planteadas harán que la persona entre en el mundo de lo racional y reubique sus sentimientos en el mundo de lo afectivo y no operante (por muy terrible que sea). Estos se habrán de trabajar pero en su lugar: counselling o coaching, no con un abogado.

2.- A nivel práctico (legal).
Previo a la comunicación ya hemos indicado que una persona tiene que poder responder a las preguntas planteadas en el anterior punto.

Lo más importante es buscar asesoramiento legal en relación a los derechos y deberes que la ley confiere a los participantes de un proceso de divorcio o separación. Las personas a menudo tienen informaciones erróneas o suposiciones no concordantes con el derecho civil.

Por ejemplo:
* Piensan que no tienen derecho a la vivienda común porqué la ha pagado la otra parte estando a nombre de los dos. O al revés: la he pagado yo toda ya que él/ella no trabajaban.
* Piensan que los niños siempre irán con la madre. Ello no es cierto, la ley favorece actualmente la custodia compartida. Hasta el punto que se recomienda que el Juez ante una discordancia de tipo de custodia, se imponga la compartida.
* No caen en que una reacción típica del otro (sea demandante o demandado) pueda ser el vaciar las cuentas corrientes de ambos.
* Piensan que el otr@ les dejará sin posibilidad de vida autónoma por la razón que sea (económica, de vivienda, trabajo, coche) y que ello hará que el juez le dé los hijos al otr@. Ello no es cierto. Los jueces no son tontos por muy caros y con fama que sean los abogados de la parte pudiente.

Por ello es de vital importancia el buscar un consejo o varios previos a una separación. Y otra recomendación, es muy típico que el interesad@ diga: “Ah! Yo tengo un amig@ abogado”. Ello es un error y más si el amigo es común. Si tienes un amig@ abogado pídele la referencia de un tocayo profesional en quien confíe.

Recuerda también que un mediador puede ser muy beneficioso para que el  proceso sea más rápido, ecuánime y menos doloroso.

Recuerda también que hay abogados cuyo interés es más económico que profesional y pueden llevarte a un contencioso que dure más de 3 o 5 años. Un buen abogado hará lo que pueda para evitar el juicio o para evitar que el juicio lleve a más juicios.

Recuerda otra cosa: los abogad@s tienen la costumbre de no explicar aquello que no se les pregunta. Por tanto, lleva bien preparadas todas tus preguntas (las que he comentado en el punto 1 y 2 y aquellas que por la idiosincrasia de vuestro caso se te ocurran).

No seas codicios@, no seas vengativ@ y no seas ingenu@.

La foto que pongo es la de una abogada que merece todos mis respetos en relación a su moral, a su ética, a su dedicación a los casos y a su coste económico.
 
En la próxima entrada hablaré de los casos no racionales, sus consecuencias y su proceso en el tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario