EL PROJECTE ORIOL

El Projecte Oriol neix el 5 de gener de 2012 com a resposta social a:

1.- Donar una resposta econòmicament viable a persones amb un grau de discapacitat psíquica que precisin d'un suport intermitent o limitat per a les seves AVD (Activitats de la Vida Diària).

2.- Proporcionar una manera de guanyar-se la vida a persones que per la raó que sigui poden prestar el servei que se'ls hi demana.

En sí el Projecte Oriol consisteix en una oferta (cartera) de llars de convivència on puguin conviure-hi 1 o 2 persones amb els titulars de la mateixa a través d'un contracte de convivència que inclou una sèrie de funcions de cuidador. Dites llars es troben supervisades i assistides en matèria d'assistència psiquiàtrica i social pel Gabinet del Dr. Peris.

PER MÉS INFORMACIÓ SOBRE PLACES o EL PROJECTE: 93-125.15.02 - 93-008.31.49 - gabinetperis@gmail.com

viernes, 20 de julio de 2012

LA RUPTURA DE LAS PAREJAS CON HIJOS y BIENES EN COMÚN-3. Comunicarlo y Tipos

Marca "Me gusta" en https://www.facebook.com/ProjecteOriol. Se te avisará cada vez que publiquemos algo.

Blogger no usa tu correo electrónico para invadir tu intimidad o enviarte propaganda.
 


¿Cómo lo comunicamos al otro?

1.- Con un mensaje no verbal. Es decir cuando el que se quiere separar se va físicamente y deja o no un mensaje no verbal (nota, msm, mail, etc. Esta actuación siempre traduce miedo a la reacción del otro. Miedo a una discusión, pelea o violencia; pero también miedo a un drama por parte del otro que nos haga sentirnos culpables o responsables de él o de ella y que nos haga quedar por lástima o responsabilidad. Generalmente ello está abocado al fracaso y a una nueva ruptura.

2.- Usando los medios legales. A veces la persona que se separa hace llegar una nota o documento legal o puede que hasta sea citado por el abogad@ para “comunicarle una cosa de su máximo interés”. Este punto va incluido en el punto no pero lo he querido separar porque indica ya la intervención de terceros. Las causas suelen ser las comentadas en el punto uno pero la reacción que provoca en quien lo recibe implica un desafío de entrada cuya respuesta puede ser: angustia, indiferencia o rabia.

3.- Verbalmente. Ello puede ocurrir de dos maneras diferentes:
        3.1.- provocando una conversación en un momento de no tensión. Ello implica un intento de diálogo constructivo. Creo que para los seres humanos normales en el sentido del respeto al otro, es la mejor manera. Es mejor porque quien habla intentará explicar los motivos por los que ha llegado a esta decisión. Hay quien no sabe explicarlos o no puede o no quiere; ello es un grave error porque la otra persona está en su pleno derecho de saber. No olvides que el desconocimiento provoca desconcierto y ello acarrea reacciones no racionales: ansiedad, rábia…
        3.2.- En medio de una de la múltiples discusiones entre la pareja. Es más impulsivo pero a veces es la única manera de quien lo insta tenga el valor de decirlo. Ya comentamos que ello puede traer diferentes consecuencias derivadas del acaloramiento de la discusión.


Problemas inmediatos en la comunicación:

Aquí diferenciamos entre las separaciones consensuadas y las que no lo son.

1.- En las separaciones consensuadas de verdad, donde ambos miembros comparten que lo mejor para ambos y los hijos es la separación, se entra más fácilmente en los temas materiales y de orden práctico. Si el diálogo existe así como la aceptación de los hechos y el deseo de reiniciar una nueva vida, el mutuo acuerdo es lo mejor.

2.- En las falsamente consensuadas y en las que el otro miembro disiente, la separación se estanca en una etapa emocional. A partir de la comunicación firme e irresoluble, si el otro no está de acuerdo, lo mejor es irse o pedirle al otro que se vaya. Serán momentos y tiempos muy difíciles para ambos y los hijos, ya que si el otr@ reacciona con angustia, la convivencia se volverá un tormento para todos.


¿De qué dependerá la complejidad de una separación o divorcio?

Sea como sea y de la manera que sea, la separación se produce. Un@s pueden convivir hasta que todo esté claro y otr@s habrán optado por marchar o hacer que el otr@ marche.

Hay 4 tipos de participación en el proceso legal y físico de la separación: condescendiente, vengativa, egoísta y racional.

1.- La condescendiente se produce cuando uno de los dos miembros, generalmente el que decide separarse, valora más el hecho de la separación emocional (hacer daño, culpabilidad por la decisión) que no los aspectos prácticos y de los derivados de los derechos de toda persona.  Aquí encontramos las personas que no han buscado asesoramiento legal, que no piensan en el día de mañana y que lo único que quieren es independizarse. Ahí la yerran, ya que la realidad del futuro inmediato les hará ver que no actuaron correctamente para con ell@s. También pasa con el miembro que no acepta la separación, puede, hundido en sus emociones, renunciar a todo lo material y a buena parte de sus derechos. Ello también es un grave error.

2.- Vengativa. Generalmente ocurre con el miembro que no quiere separarse pero también puede ser resultado del despecho o de humillaciones recibidas por quién finalmente decide separarse (infidelidad en general). Si quien  recibe los embates del otro se muestra condescendiente, perderá muchos de sus derechos en la separación en sí.

3.- Egoísta. El egoísmo en las separaciones es parte fundamental, junto con la venganza de la mayoría de los pleitos que en dicho campo civil ocurren. Ello es un craso error, como ya veremos después. Significa que no se es ponderado en las exigencias de los términos del convenio (escrito o no) de separación o divorcio. Uno quiere más de lo que por ley le pertoca. No se pretende una división equilibrada sino partidista de la separación de bienes, derechos y deberes. Las razones son muchas; es típica la de “yo he pagado toda la hipoteca” que se opone a lo que dice la ley sobre división de patrimonios compartidos. Lo mismo puede ocurrir con el coche, el colegio de los niños, etc.

4.- Racional. Es la deseable. La racional no habla de emociones, venganzas o egoísmo, la racional piensa en el futuro de cada uno de los miembros de la familia y sobre todo en los hijos. Ello implica que cuando se llegue al  acuerdo, las vidas de todos seguirán hacia adelante sin quedarse ancladas en el pasado. Evidentemente es la mejor alternativa y la única para que la vida fluya. Todas las demás, tarde o temprano tendrán que abandonarse ya que si no la vida se estanca.

En la próxima entrada hablaremos de recomendable en un proceso de separación o divorcio.

1 comentario:

  1. YO JUNTO CON EL PADRE DE MI HIJO, OPTAMOS POR LA RACIONAL, YA HACE 14 AÑOS CONCRETAMENTE. Y HOY EN DIA TODAVIA PODEMOS HABLAR, DE NOSOTROS , Y DE NUESTRO HIJO QUE EL LO MÁS IMPORTANTE, AUNQUE ESTE TENGA YA 25 AÑOS. LA VERDAD NO ENTIENDO DE LAS OTRAS OPCIONES. ¿NO SOMOS EL ÚNICO ANIMAL RACIONAL? PUES DEMOSTREMOS A LAS FUTURAS GENERACIONES, PARA CON LO QUE A PAREJAS SE REFIERE, (YA QUE NADA ES PARA SIEMPRE) Y QUE NO SE CONFUNDAN Y SIRVA TAMBIÉN PARA EN TODOS LOS AMBITOS. LA RACIONALIDAD ANTE TODO, POR FAVOR. SINO SOMOS MEROS ANIMALES Y PUNTO, GRACIAS.

    ResponderEliminar