EL PROJECTE ORIOL

El Projecte Oriol neix el 5 de gener de 2012 com a resposta social a:

1.- Donar una resposta econòmicament viable a persones amb un grau de discapacitat psíquica que precisin d'un suport intermitent o limitat per a les seves AVD (Activitats de la Vida Diària).

2.- Proporcionar una manera de guanyar-se la vida a persones que per la raó que sigui poden prestar el servei que se'ls hi demana.

En sí el Projecte Oriol consisteix en una oferta (cartera) de llars de convivència on puguin conviure-hi 1 o 2 persones amb els titulars de la mateixa a través d'un contracte de convivència que inclou una sèrie de funcions de cuidador. Dites llars es troben supervisades i assistides en matèria d'assistència psiquiàtrica i social pel Gabinet del Dr. Peris.

PER MÉS INFORMACIÓ SOBRE PLACES o EL PROJECTE: 93-125.15.02 - 93-008.31.49 - gabinetperis@gmail.com

jueves, 22 de marzo de 2012

¿COMO ACTUAR ANTE UN ATAQUE DE EPILEPSIA?

La epilepsia es una enfermedad que acompaña a ciertos pacientes con problemas mentales crónicos, sobre todo los que han padecido traumatismos craneoencefálicos (aquellos golpes en la cabeza que afectan seriamente al cerebro).

También se usan fármacos en psiquiatría que por sus características farmacológicas pueden descender el umbral del ataque de epilepsia en personas predispuestas y en otras que están ya siendo tratadas por la epilepsia.

Y también hay fármacos y drogas que si se dejan de tomar de golpe pueden producir crisis de epilepsia (por ejemplo, la abstinencia a benzodiacepinas –ansiolíticos-, o al abstinencia a alcohol).

Un ataque de epilepsia es una descarga de estímulos incontrolada a nivel cerebral, estímulos motores (movimientos) i neurovegetativos (salivación, relajación del esfínter urinario, etc).

Es una situación que suele coger desprevenido tanto a quien la padece como a quienes están alrededor en el momento. Provoca un impacto visual importante y con ello mucha alarma.

En sí no es una situación grave todo y la aparatosidad que conlleva.

Con todo hay algunas crisis convulsivas que no se deben a la epilepsia sino a una manifestación típica de una crisis conversiva (lo que se suele llamar ataque de nervios).

Las fases de un ataque de epilepsia son las siguientes:
1.   Pródromos: El enfermo puede mostrar un aumento de la irritabilidad, sentimientos de insatisfacción, tendencias agresivas que él mismo considera como injustificadas y numerosos síntomas somáticos difusos y mal definidos.
2.   Aura: el aura es lo que realmente precede al ataque epiléptico. Suelen ser visuales y en forma de colores pero pueden ser de todo tipo y mucho más complejas y elaboradas. Pero tampoco es un síntoma que ocurra todas las veces.
3.   Inicio: el inicio de las crisis epilépticas de las que hablamos, las tónico-clónicas o Grand Mal, coincide con una pérdida más o menos total del tono motor. La persona suele caer al suelo y aunque tenga los ojos abiertos no está consciente. Aquí hay un elemento de prevención muy importante ya que la persona se desploma y puede hacerse daño o matarse de un golpe en la cabeza. Hay que actuar rápido para evitar ese daño. Aquí también hay la mayor diferencia con un ataque de histeria o síndrome conversivo. En este último la persona suele desplomarse “con cuidado” para no hacerse daño.
4.   Crisis Tónicas: la persona en el suelo se pone rígida, con una gran contracción muscular. Se arquea y puede llegar a aguantarse exclusivamente con los talones y la coronilla. Puede no existir en un ataque epiléptico mayor o puede seguirse con la siguiente o al revés.
5.   Crisis Clónicas: la persona sufre sacudidas musculares como un temblor exagerado, puede o no manifestarse (se suele manifestar). Es en estos estados: crisis tónico-clónicas, cuando la persona puede morderse la lengua. Aquí es donde también hemos de actuar de manera preventiva. Hay que poner un objeto no duro dentro de la boca que no permita a la lengua salir fuera y que no asfixie a la persona. Un palo de goma, un paquete de pañuelos de papel, un paquete de cigarrillos, etc puede evitar este daño. No hay que tocar al paciente ni intentar inmovilizarlo o actuar contra las contracturas.
6.   Estupor: después del ataque la persona puede haberse orinado encima. Cuando recupera la conciencia estará unos minutos en estado estuporoso y puede llevar a cabo acciones complejas de manera mecánica y no consciente (ordenar cosas, caminar, abrir cajones, etc). Hay que vigilarlo pero tampoco es conveniente estimularlo. Hay que esperar a que recupere la conciencia.


Hay otros tipos de epilepsia que si a alguien le interesa preguntar las comentaré.

Qué hacer luego?
Dependerá de si es un paciente tratado o sin tratamiento.

1.   Si no está en tratamiento, llevarlo cuanto antes mejor a urgencias para que le puedan practicar un electroencefalograma y poner un tratamiento adecuado.

2.   Si está en tratamiento averiguar si hay alguna causa que explique el ataque (como las que hemos mencionado arriba), o un fallo en la tema de la medicación y llevarlo al neurólogo o neuropsiquiatra que lo atienda habitualmente.

Cómo ayudar a la prevención?
  1. 1.   Evitar luces incisivas intensas (ordenador, tv, discotecas, etc.)
  2. 2.   Evitar alcohol y otras drogas, tanto excitantes, como alucinógenas, como depresivas.
  3. 3.   Evitar estrés.
  4. 4.   Evitar dormir menos que lo necesario y habitual para la persona.
  5. 5.   Evitar cafeína u otros estimulantes en alimentos (té, cacao, etc.).
  6. 6.   Advertir al médico de la especialidad que sea que nos tenga que pautar un fármaco, de que se es epiléptico.
  7. 7.   Advertir al médico psiquiatra de nuestro problema si se ha de pautar con antipsicóticos o antidepresivos.
  8. 8.   Llevar identificación visible en la cartera con el problema que se padece y lo que se recomienda más arriba, así como número de teléfono de familiares o amigos y un breve resumen de cómo actuar en caso de ataque.
  9. Si nos parece demasiado para nosotros, mientras aplicamos las medidas sugeridas (golpes y mordedura de lengua), llamamos al SAMUR: 112 

No hay comentarios:

Publicar un comentario