EL PROJECTE ORIOL

El Projecte Oriol neix el 5 de gener de 2012 com a resposta social a:

1.- Donar una resposta econòmicament viable a persones amb un grau de discapacitat psíquica que precisin d'un suport intermitent o limitat per a les seves AVD (Activitats de la Vida Diària).

2.- Proporcionar una manera de guanyar-se la vida a persones que per la raó que sigui poden prestar el servei que se'ls hi demana.

En sí el Projecte Oriol consisteix en una oferta (cartera) de llars de convivència on puguin conviure-hi 1 o 2 persones amb els titulars de la mateixa a través d'un contracte de convivència que inclou una sèrie de funcions de cuidador. Dites llars es troben supervisades i assistides en matèria d'assistència psiquiàtrica i social pel Gabinet del Dr. Peris.

PER MÉS INFORMACIÓ SOBRE PLACES o EL PROJECTE: 93-125.15.02 - 93-008.31.49 - gabinetperis@gmail.com

jueves, 13 de septiembre de 2012

LOS ISRS y LA PAROXETINA. 2/2

Marca "Me gusta" en https://www.facebook.com/ProjecteOriol. Se te avisará cada vez que publiquemos algo. 
 
Como decía la paroxetina es para mí el ISRS más potente que existe pero también es el que peores efectos indeseables puede tener sobre todo a nivel de molestia crónica más que de gravedad. Así encontramos como los peores: la ganancia de peso, el estreñimiento, el aumento del apetito, la somnolencia, la sequedad de boca, el temblor fino de las manos, la sudoración fácil y la alteración de la líbido así como de la función sexual (impotencia, anorgásmia o dificultad).

Entendemos por “potente” la relación dosis/efecto en comparación con otros antidepresivos del mismo grupo.

La dosis usual de ataque suele ser de 20mgr/día (iniciando siempre en escalada creciente de 5 o 10mgr/día).

En los casos más resistentes de depresión puede llegarse a 60mgr/día. En patologías como los TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo) la dosis suele ser alta (hasta 80mgr/día).

Se puede administrar en una o más tomas y se suele administrar por la mañana.

Aunque los protocolos definen que el tiempo necesario para aumentar la dosis o cambiar el fármaco ha de ser de entre 4 y 8 semanas, la experiencia clínica nos enseña que no es bueno esperar tanto y que es mejor para el paciente, aumentar la dosis o adjuntar otro antidepresivo o substituirlo por otro sin dejar pasar tanto tiempo. Mi observación clínica me explica que los efectos se suelen notar mucho antes si el fármaco va bien; generalmente a la semana de su inicio.

La vida media de la paroxetina se estima en 24 horas y los síntomas de retirada aguda suelen aparecer a las 48 horas. Comentamos lo que ello significa:

Vida media: se entiende por vida media de un fármaco al tiempo que transcurre desde que se introduce en el sistema circulatorio una cantidad X de dicho fármaco y cuando solo queda la mitad de él.

Ello si se piensa significa que la cantidad constante (concentración) de un fármaco como la paroxetina con una vida media de más o menos 24 horas, tardará entre 6 y 7 días en alcanzarse.

Síndrome de retirada en un ISRS: cuando se para de manera brusca la administración de la paroxetina, a las 48 horas de la última ingesta aparecen los primeros síntomas de dicho síndrome. Característicamente suelen ser los vértigos rotativos (sensación de giro con posible alteración del equilibrio), luego aparecen otros síntomas variados como dolor de cabeza, náuseas, vómitos, calambres, hormigueos en la cabeza, sensación gripal y hasta ansiedad. No siempre se presentan en todo el mundo, ni de la misma manera, ni con la misma intensidad.

El síndrome de retirada se explica por la dificultad del organismo de mantener el equilibrio, en este caso del neurotransmisor serotonina, sin que se note su falta. Ello tarda unos días (entre 3 o 4 y dos o tres semanas, dependiendo de la dosis y el tipo de fármaco).

Es muy frecuente que la persona olvide de tomarse el antidepresivo ya que no se asocia la toma con un efecto más o menos inmediato. También es frecuente que uno se quede sin fármaco el sábado. Como que no pasa nada hasta las 48 horas siguientes, el domingo no lo irá a comprar. Entonces el lunes empiezan los vértigos (y en algunas personas antes). Por ello hay que llevar muy bien el control de las tomas de antidepresivos.

Cuando procedemos a retirar un antidepresivo como la paroxetina se suele seguir la siguiente fórmula (más o menos) que os expongo y es fruto de mi experiencia clínica:
  1. Reducir a la mitad de la dosis cada 1 a 4 semanas (en función de la prisa que tenga el paciente o de la necesidad de retirada por efectos indeseables permanentes incompatibles).
  2. Llegar a la mitad de la dosis más pequeña que se prescriba de dicho fármaco. En el caso de la paroxetina son 5mgr.
  3. Cambiar la paroxetina por el antidepresivo de vida media más larga que exista (actualmente la fluoxetina) a dosis de 5 a 10 mgr al día (un cuarto a medio comprimido de fluoxetina dispersable de 20mgr).
  4. mantener dicha dosis un mínimo de 10 días y dejarla de golpe. La fluoexetina al tener una vida media tan larga, no provoca síndrome de retirada.
Hay una serie de efectos indeseables que no se producen al instaurar el tratamiento y que nos los podemos encontrar a los largo del tratamiento y que por sus características pueden confundir al médico que las atienda. Enumero los más frecuentes:
  1. Diabetes insípida (Síndrome de supresión de la hormona antidiurética). Se expresa por una ingesta de líquidos excesiva por la sensación pura de sed y una eliminación de líquidos más excesiva. Ello produce una pérdida de iones (sodio) y conlleva problemas orgánicos: anorexia, dolor de cabeza, nauseas, vómitos, desorientación, andar irregular (ataxia), etc. que pueden llevar al coma o a la muerte. En mi experiencia solo me he encontrado con 2 casos.
  2. Fenómenos alérgicos. La primera vez que ocurre suele ser al cabo de tiempo de usar antidepresivos y por ello no suele asociarse a ellos. Es poco frecuente pero puede desorientar. Me habré encontrado con no más de una decena de casos.
  3. Metrorragia (o sangrado vaginal), sangrado de las encías. Me he encontrado con dos casos en mujeres y ninguno en hombres.
En dichos 3 casos se ha de retirar de manera inmediata el antidepresivo. Excepto el caso de la alergia, en los otros 2 está contraindicado el uso de cualquier otro antidepresivo (y ello puede ser un gran problema).

Quizás el más peligroso efecto secundario sea el llamado Síndrome Serotoninérgico (muy parecido al Neuroléptico Maligno). El Síndrome Serotoninérgico puede ser mortal de manera bastante rápida. Por suerte no he tenido ningún caso.

El SS es un conjunto de síntomas causado por un exceso de serotonina. Se produce por la toma de fármacos utilizados en el tratamiento de enfermedades muy diversas, pero que tienen en común su capacidad de aumentar la liberación de serotonina en el cerebro y en otros órganos. También puede producirse por el uso de drogas (LSD, éxtasis y otras) y más raramente de extractos de plantas (ginseng, hierba de San Juan, etc.) y suplementos nutricionales (triptófano). Frecuentemente surge cuando se utiliza más de una de estas sustancias al mismo tiempo aunque se han descrito casos producidos tras la toma de una única sustancia o fármaco, especiálmente en los individuos 'metabolizadores lentos' (actividad lenta del enzima CYP2D6 implicado en el metabolismo de numerosos fármacos) (wikipedia).

Es un trastorno de gravedad variable. En algunos pacientes los síntomas son leves y transitorios pero puede ser grave. Más del 50% requiriere ingreso en terapia intensiva. (wikipedia).

Se manifiesta principalmente por alteraciones mentales, hiperactividad autonómica y trastornos neuromusculares. Las alteraciones mentales pueden ser intranquilidad, agitación, confusión, desorientación y hasta coma. Entre los síntomas de hiperactividad autonómica destacan la fiebre, taquicardia, diarrea, vómitos, diaforesis (sudoración) y dilatación pupilar. Los trastornos neuromusculares más comunes son: temblores, mioclonías (saltos musculares), rigidez, hiperreflexia (aumento de la intensidad de los reflejos) y ataxia (dificultad en coordinar los movimientos del cuerpo). (wikipedia).

Habitualmente el paciente mejora rápidamente tras suspender la medicación (la mayoría en las primeras 24 horas), pero la gravedad es muy variada y algunos precisarán ingreso en la unidad de cuidados intensivos. La mortalidad se estima cercana al 10%. (wikipedia).

Y finalmente un tema controvertido: embarazo. La paroxetina, como todos los otros antidepresivos, está firmemente contraindicada en caso de embarazo siempre y cuando sea posible no tomarla. Ello significa que no se han realizado estudios humanos con dichos fármacos pero como que con el tiempo los obstetras no han observado demasiadas repercusiones (o muy pocas o ninguna), suelen ser tolerantes con su uso en embarazadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario