EL PROJECTE ORIOL

El Projecte Oriol neix el 5 de gener de 2012 com a resposta social a:

1.- Donar una resposta econòmicament viable a persones amb un grau de discapacitat psíquica que precisin d'un suport intermitent o limitat per a les seves AVD (Activitats de la Vida Diària).

2.- Proporcionar una manera de guanyar-se la vida a persones que per la raó que sigui poden prestar el servei que se'ls hi demana.

En sí el Projecte Oriol consisteix en una oferta (cartera) de llars de convivència on puguin conviure-hi 1 o 2 persones amb els titulars de la mateixa a través d'un contracte de convivència que inclou una sèrie de funcions de cuidador. Dites llars es troben supervisades i assistides en matèria d'assistència psiquiàtrica i social pel Gabinet del Dr. Peris.

PER MÉS INFORMACIÓ SOBRE PLACES o EL PROJECTE: 93-125.15.02 - 93-008.31.49 - gabinetperis@gmail.com

miércoles, 4 de abril de 2012

LOS TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD-1, introducción

Suscríbete al blog. También puedes seguirlo desde la página de facebook: https://www.facebook.com/ProjecteOriol Si te suscribes a la página marcando Me gusta, te avisará face de lo que se vaya publicando.

Blogger no usa tu correo electrónico para invadir tu intimidad o enviarte propaganda.

Iniciamos una serie de 5 capítulos en la que intentaremos describir de manera comprensible el concepto de “Trastorno de la Personalidad” así cómo las características de cada uno.

Os recomiendo ver este vídeo http://www.youtube.com/watch?v=4thV5NXuB6E que resume de manera breve y un tanto poética lo que distingue a cada uno de ellos. En la descripción debajo del vídeo encontraréis por orden cada uno de los trastornos de la personalidad.


INTRODUCCIÓN

Es difícil para la mayoría entender lo que es un trastorno de la personalidad. La personalidad es un todo muy complejo que pretende englobar a cada individuo en su expresión individual, familiar, social y formativo-laboral en una categoría u otra.

Todos tenemos una personalidad. Lo que nos hace diferentes los unos de los otros y lo considerado normal o patológico en éste tema, es la combinación de los llamados rasgos de personalidad.

Los rasgos son adjetivos que se aplican a cada uno según su manera de ser. Así el optimismo/pesimismo, o el abierto/cerrado, o el normativo/anormativo, o el imaginativo/pragmático, etc. son rasgos de la personalidad.

Como hemos podido observar cada rasgo se constituye de dos antónimos. También cada rasgo tiene otros sinónimos adjuntos que pueden no llegar a significar bien, bien, lo mismo; así una persona abierta como rasgo, se entiende que además puede ser: afable, animada, afectuosa, reposada o participativa. Luego los rasgos acaban siendo un intento de digitalización de algo tan analógico y complejo como el ser de uno mismo. Pero ya se sabe, las palabras como mucho, le dan nombre a los conceptos y los conceptos son analógicos y no digitales.

Todos tenemos personalidad. La personalidad es el fruto de la interacción en mayor o menor proporción de la expresión de nuestros genes junto con “la vida”. Acogiéndonos al significado de vida cómo un trascurrir en el tiempo interaccionando con todo el entorno. Así vida es la educación, junto con los avatares y la relación con uno mismo y con los demás.

En la génesis de la personalidad interviene en mucho el azar de los acontecimientos (avatares). De todas maneras podemos fraccionar la Vida en los siguientes campos: familiar, formativo, micro-entorno, traumas. Estos elementos inciden desde nuestro nacimiento en nuestra materia genética y se va fraguando la personalidad. Podría decir, como me gusta a mí explicarlo que la carga genética individual es el color de la plastilina que somos al nacer. 

Los acontecimientos que ocurran a partir del embarazo hasta la muerte irán modelando esta plastilina. Pero lo cierto es que la edad clave de la consolidación de la personalidad es la adolescencia. La adolescencia es como un examen para la madurez conductual. Esta plastilina de diferente color dará lugar a una figura única pero con rasgos parecidos a otras figuritas. Eso es la personalidad.

De ello se entiende y deduce que un evento afectará de una manera u otra a un individuo en función de su genética. Por ejemplo: la impulsividad es un rasgo genético modulable por el entorno. No reaccionará igual un bebé ante un estímulo agresivo si el bebé es impulsivo o poco impulsivo. Así, ante un portazo un bebé impulsivo reaccionará llorando más que uno tranquilo.

Los eventos que más inciden en las huellas de la personalidad son aquellos que o bien son constantes, o bien son disruptivos (intervienen con fuerza en la vida de la persona).

Todos tenemos rasgos más destacados que otros y combinaciones de rasgos que nos hacen de fácil definir por los demás. Así uno és “un pasota” o “un alocado” o “un carca” o “transmite serenidad”, etc.

Los rasgos que nos describen no se pueden considerar patológicos a no ser que nos reporten problemas individuales, familiares, sociales, formativo-laborales o judiciales. Es ahí cuando aparece el concepto Trastorno.

Pongamos un ejemplo típico y claro: los políticos son personas cuyo rasgo principal es, en muchos el narcicismo (como los actores). Pero dicho rasgo en ell@s se encuentra compensado por otros rasgos (creencia, decisión, perseverancia) que los equilibra de manera que NO se pueden considerar Trastornos de la Personalidad todo y que impliquen quejas por parte de los demás. Sigamos con el ejemplo, un narcisista solo persigue que lo admiren y que le den la razón pero si esta necesidad vital nunca se encuentra suficientemente satisfecha o compensada con logros apreciados por la sociedad, ésta no se lo permitirá y aparecerá el trastorno.

Es decir y en resumen: “los rasgos de personalidad sólo  constituyen trastornos de la personalidad cuando son inflexibles y desadaptativos y cuando causan un deterioro funcional significativo o un malestar subjetivo.

La característica principal de un trastorno de la personalidad es un patrón permanente de experiencia interna y de comportamiento que se aparta acusadamente de las expectativas de la cultura del sujeto y que se manifiesta en al menos dos de las siguientes áreas: cognoscitiva, afectiva, de la actividad interpersonal o del control de los impulsos.

Este patrón persistente es inflexible y se extiende a una amplia gama de situaciones personales y sociales, y provoca malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo. El patrón es estable y de larga duración y se puede descubrir que su inicio se remonta al menos a la adolescencia o al principio de la edad adulta”. (DSM-IV-TR)

El DSM-IV solo contempla de manera activa 10 trastornos de la personalidad pero hay descritos otros pendientes de que se le acoja en su seno.

El DSM-IV subdivide en 3 los trastornos de la personalidad: Individuos raros, inmaduros o miedosos. Pero los del primer grupo pertenecen más a un grupo genético que no de personalidad y ya veréis porqué, ya que será el próximo capítulo.

Finalmente decir que los tratamientos farmacológicos son de media-baja eficacia en dichos trastornos y que con la psicoterapia pasa igual.

1 comentario:

  1. Hola,

    somos dos chicas con trastorno límite de la personalidad que no vemos cómo conseguir ingresos o ser productivas de alguna forma, ya que nuestra condición nos impide trabajar y, en algunos casos, ni tan solo nos deja levantarnos de la cama.
    Intentaremos enseñar al mundo que, pese a que tengamos un trastorno, estamos esforzándonos por salir adelante como podamos. Queremos compartir con vosotros nuestras ganas y desganas, nuestros dibujos y bocetos, nuestros pensamientos y sentimientos, nuestros escritos y textos, nuestro dolor y nuestra felicidad.
    Nuestra idea es que quien quiera pueda donar para nuestra causa o comprar nuestras creaciones.
    Agradeceríamos mucho vuestro apoyo para seguir con este proyecto, y a poder ser, difusión, estamos desesperadas.

    ¡Gracias!
    http://www.artesinlimite.es/

    ResponderEliminar