EL PROJECTE ORIOL

El Projecte Oriol neix el 5 de gener de 2012 com a resposta social a:

1.- Donar una resposta econòmicament viable a persones amb un grau de discapacitat psíquica que precisin d'un suport intermitent o limitat per a les seves AVD (Activitats de la Vida Diària).

2.- Proporcionar una manera de guanyar-se la vida a persones que per la raó que sigui poden prestar el servei que se'ls hi demana.

En sí el Projecte Oriol consisteix en una oferta (cartera) de llars de convivència on puguin conviure-hi 1 o 2 persones amb els titulars de la mateixa a través d'un contracte de convivència que inclou una sèrie de funcions de cuidador. Dites llars es troben supervisades i assistides en matèria d'assistència psiquiàtrica i social pel Gabinet del Dr. Peris.

PER MÉS INFORMACIÓ SOBRE PLACES o EL PROJECTE: 93-125.15.02 - 93-008.31.49 - gabinetperis@gmail.com

jueves, 13 de diciembre de 2012

SALUD MENTAL, introducción a su definición

Marca "Me gusta" en la presentación de la página (no en el artículo o entrada) (nhttps://www.facebook.com/ProjecteOriol. Se te avisará cada vez que publiquemos algo.


Si buscamos una definición consensuada no la encontraremos ya que la OMS opina que “no existe una definición ‘oficial’ sobre lo que es salud mental y que cualquier definición al respecto estará siempre influenciada por diferencias culturales, asunciones subjetivas, disputas entre teorías profesionales y demás.”
Otro intento moderno de definición conceptual es “La salud mental es como pensamos, sentimos y actuamos cuando lidiamos con la vida. También ayuda a determinar cómo manejamos el estrés, nos relacionamos con otras personas y tomamos decisiones. Al igual que la salud física, la salud mental es importante en todas las etapas de la vida, desde la niñez y la adolescencia hasta la edad adulta. El tema de la salud mental, además, no concierne sólo a los aspectos de atención posterior al surgimiento de desordenes mentales evidentes, sino que corresponde además al terreno de la prevención de los mismos con la promoción de un ambiente socio-cultural determinado por aspectos como la autoestima, las relaciones interpersonales y otros elementos que deben venir ya desde la educación más primaria de la niñez y de la juventud. Esta preocupación no sólo concierne a los expertos, sino que forma parte de las responsabilidades de gobierno de una nación, de la formación en el núcleo familiar, de un ambiente de convivencia sana en el vecindario, de la responsabilidad asumida por los medios de comunicación y de la consciente guía hacia una salud mental en la escuela y en los espacios de trabajo y estudio en general.”
Realmente este es un concepto muy holístico y dentro del estilo de pensamiento actual sobre las ciencias que afectan al individuo y su relación con el entorno.
Es realmente difícil combinar todos los elementos que intervienen en el proceso que da como resultado un estado determinado de salud mental. Quizás nos hayamos vuelto muy integrales en la visión que tenemos de la vida pero de momento, el pensamiento fluye en este sentido.
Así hemos pasado por etapas metafísicas (posesión), individuales (enfermedad), sociológicas (entorno enfermizo), etc. hasta llegar a un entendimiento de que en el concepto de salud mental intervienen muchos factores externos y algunos de internos.
Quizás y extrapolando de la salud física, la definición más escueta y abierta posible sería la de que la Salud mental no es solo la ausencia de enfermedad mental, sino que también el grado de satisfacción, bienestar y potenciación del individuo en relación consigo mismo y su entorno.
Es decir, salud mental no es simplemente no padecer un trastorno mental sino que además implica cómo se siente uno de satisfecho en su día de cada día en lo que hace, piensa y dice; así de las posibilidades que tiene de mejorar esta satisfacción.
Veamos qué elementos principales inciden en la salud mental según las teorías actuales:
1.- Medicina: genética, neurología, psiquiatría.
2.- Psicología: clínica, neurología, social y familiar.
3.- Pedagogía: importante sobre todo en las etapas hasta la adolescencia.
4.- Sociología: estresantes sociales, marginalidad, subculturas.
5.- Ciencias Políticas: importancia que le da la Administración a la prevención, atención y rehabilitación-reinserción de los trastornos mentales y del concepto positivo de Salud Mental. Desde el sistema de atención hasta urbanismo, pasando por la educación, los sistemas policiales y penales, etc.
¿Por qué tanta complejidad? Os preguntaréis. La respuesta está en entender que para que una persona esté anímicamente bien hace falta que tanto él como su entorno estén bien. Ya habréis leído en otras entradas que en la definición de Trastorno Mental a parte de unos síntomas y signos que definen cada trastorno se ha de cumplir el requisito de que dichos síntomas y signos causen problemas al individuo o a su relación con el entorno familiar, social, formativo-laboral y legal. Y que si ello NO es así, por muchos marcianos que se vean, no se puede hablar de trastorno.
Luego, por deducción, la salud mental dependerá del grado de bienestar (y no solo de conflictos) que la persona tenga consigo misma y con sus entornos familiares, sociales, formativo-laborales y legales.
Solo a través de esta definición conceptual se pueden entender patologías como las siguientes:
1.- Trastorno Adaptativo: se produce cuando inciden en el individuo estresantes (mayormente externos); p.ej: una pérdida afectiva por alguien que ha muerto.
2.- Trastorno Disocial: cada vez se entiende más como fruto de insuficiente atención educativa (normas). P.ej: sobreprotección o desprotección, barrios marginales.
3.- Síndrome del quemado: cuando el estrés es laboral. Demasiada presión (exigencias, competitividad, dedicación).
4.- Buylling: acoso estudiantil por insuficientes medios o métodos de los centros educativos para detectar y tratar dicho acoso.
Son muchas las patologías que pueden tener su origen o desencadenante en causas externas que dependen de las disciplinas arriba mencionadas.
Es sabido que en casos de mala urbanización la incidencia de trastornos mentales (sueño, sexuales, adaptativos y hasta depresivos) es causa directa de los mismos.
En resumen, cada vez que pensemos en salud mental o en enfermedad mental hemos de tener en cuenta que no solo depende de la genética o de factores connatales o de enfermedades que se generan en el propio cerebro por su mal función. Hemos de pensar siempre que hay múltiples factores externos que influyen en la psique de cada persona y hasta de las mismas colectividades. Hemos de pensar también que el poder legislativo, el ejecutivo y el judicial intervienen en factores tales como la salud pública, la educación, la legislación y la urbanización (entre otros).
No quiero acabar esta introducción al concepto integral u holístico de salud mental sin mencionar a los propios psiquiatras y psicólogos, los cuales son los que definen los diferentes trastornos y, al definirlos, crean su concepto. No olvidemos que la psiquiatría es una ciencia viva y que ello significa que lo que hoy puede ser llamado trastorno adaptativo, por ejemplo, otro día puede ser llamado de otra manera, redefinido o eliminado del catálogo de enfermedades mentales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario