EL PROJECTE ORIOL

El Projecte Oriol neix el 5 de gener de 2012 com a resposta social a:

1.- Donar una resposta econòmicament viable a persones amb un grau de discapacitat psíquica que precisin d'un suport intermitent o limitat per a les seves AVD (Activitats de la Vida Diària).

2.- Proporcionar una manera de guanyar-se la vida a persones que per la raó que sigui poden prestar el servei que se'ls hi demana.

En sí el Projecte Oriol consisteix en una oferta (cartera) de llars de convivència on puguin conviure-hi 1 o 2 persones amb els titulars de la mateixa a través d'un contracte de convivència que inclou una sèrie de funcions de cuidador. Dites llars es troben supervisades i assistides en matèria d'assistència psiquiàtrica i social pel Gabinet del Dr. Peris.

PER MÉS INFORMACIÓ SOBRE PLACES o EL PROJECTE: 93-125.15.02 - 93-008.31.49 - gabinetperis@gmail.com

jueves, 2 de agosto de 2012

DEMENCIA-1. Qué es y cómo detectarla.

Marca "Me gusta" en https://www.facebook.com/ProjecteOriol. Se te avisará cada vez que publiquemos algo.



Antes de empezar el artículo quiero decir que las demencias no son mi especialidad, ni mucho menos. Es un tema que dejo a los neurólogos, neuropsiquiatras y neuropsicólogos.

Los contactos clínicos que he tenido con la demencia son suficientes como para poder explicar el concepto de demencia. Las razones de dichos contactos han sido los pacientes que han generado una demencia por culpa del alcohol, personas que me son traídas porque la familia piensa que hay una depresión o personas que la familia los trae porque se ha vuelto muy pesado.

Como todo psiquiatra que se precie, uno ha de atender antes que a hacer un diagnóstico psiquiátrico, a la posibilidad que otra patología orgánica sea la causa de los síntomas que presenta el paciente.

De ahí la necesidad de poder diagnosticar una posible demencia y derivarlo al neuropsicólogo para que nos haga una valoración diagnóstica.

Para apoyarme en datos psicométricos existe un test muy simple y rápido de pasar que me indica si hay posibilidad de que se trate de una demencia.
Dicho test se llama Minimental o MMSE. Os dejo la descarga por si lo queréis tener ya que es muy fácil de aplicar; luego os indico como evaluarlo. https://docs.google.com/file/d/0B6wuomvHPNRgMXFNeGtPYkxiUDg/edit

El Minimental
El MMSE (Minimental) explora la memoria de manera simple y rápida. Valora los siguientes campos: Orientación temporal, orientación espacial, memoria de fijación, atención y cálculo, memoria diferida, nominación, repetición, comprensión, escritura, lectura y dibujo. Se dice y se aconseja que valores por debajo de 26 (el máximo es 30) hay que hacer una exploración neuropsicológica completa, sobre todo si hay campos con varias variables afectadas.

Qué es la Demencia:
En resumen es una desorganización o pérdida del saber (habilidades) que incluye siempre la alteración de la capacidad de retener información (memoria).

Lo que yo me suelo encontrar, por ejemplo, es una persona alcohólica crónica que acude acompañado por la familia porque “está muy despistado” o porque “va a comprar 10 veces lo mismo” o porque “siempre está preguntando lo mismo, se pone muy pesado”.

También me suelo encontrar con pacientes que se les trae porqué están deprimidos y distraídos o porque hacen cosas raras (arreglar varias veces lo mismo, va a buscar una cosa y trae otra o vuelve sin nada, etc.).

Ante un cuadro así, siempre lo primero es hacer un poco de historia de estos despistes y de los cambios de conducta (si los hay). Desde cuando le viene pasando esto (no suelen recordar bien, bien el inicio, como es normal, ya que la demencia es lentamente progresiva en sus inicios). Si está desmemoriado: se olvida de lo que le dices (ir a comprar, ir a buscar algo a la habitación, citas médicas o de otra índole), sale a la calle a hacer algo y vuelve porque no recuerda lo que tenía que hacer, pregunta constantemente sobre una cita (con el médico o del trabajo) o sobre una condición (hacer algo), compra repetidamente lo mismo (tabaco, por ejemplo). Su habla se ha vuelto pobre (ha perdido vocabulario), o habla con frases cortas o incompletas (por ejemplo: “perro calle”, lo cual puede significar sacar el perro a la calle o que el perro se ha ido), inventa palabras o pone palabras de significado diferente en lugar de las adecuadas (“hoy comeré lechuga con aquello rojo y aceite” en lugar de decir tomate o ensalada), etc.

La mayoría de las demencias cursan con una alteración de la expresividad corporal, sobre todo facial (menos expresivos, más indiferentes).

Las familias muestran su preocupación mientras que el paciente parece no darse demasiada cuenta o hasta intenta explicar sus errores. Con todo puede reconocer sus despistes pero no observamos que esté demasiado preocupad@ por ello.

Las demencias más usuales se inician con estos síntomas progresivos.

Ello se debe a que la destrucción de la memoria y del saber se produce de arriba a abajo. Para entenderlo mejor yo prefiero usar el concepto de “pila” y de “fila”. La PILA define una situación en la que un contenedor se llena de abajo a arriba, de manera que lo primero que sale si vaciamos el contenedor es lo último que ha entrado. La FILA consiste en un contenedor con una entrada y una salida que se encuentran en extremos opuestos (por así decirlo); en la fila, lo primero que sale es lo primero que entró. Pues bien, el conocimiento se estructura de manera simple como una PILA.

La destrucción del saber y de la memoria se produce de arriba abajo en el sentido de que lo primero que se olvida es lo último que se ha aprendido (memoria inmediata y de repetición).

Para que nos hagamos una idea imaginamos que la pila es cada vez más corta y que al cortarla vamos eliminando aprendizajes. Primero lo inmediato, luego lo de hace un tiempo, luego más y más hasta olvidarnos de quiénes somos y quiénes son los que más conocemos (hijos, nietos, etc) y de las conductas básicas de la vida diaria (asearse, comer, etc).

Dicha destrucción o pérdida implica un retroceso en la autonomía de la persona y de hecho es como si la persona se fuera haciendo pequeña en edad en relación a los conocimientos que le pertocarían a su edad actual. Ello claro es un símil porque la realidad es mucho peor ya que el individuo no decrece simplemente sino que se estropea a nivel del conocer y de la conducta.

El coste que le comporta a la familia (si la tiene) a nivel de estrés es muy elevado ya que se empieza con un soporte al paciente y se acaba con un cuidado total sobre el mismo. A más a más no son pacientes dóciles ni mucho menos. La conducta se deteriora mucho y afecta a todas las capacidades del individuo (comer, vestirse, deambular, asearse, contención de esfínteres, etc.). La personalidad cambia mucho y se vuelve impredecible: impulsividad, depresión, intencionalidad suicida, agresividad para con él o para con los demás, anorexia, insomnio, etc. Todo ello puede darse en una misma persona en el proceso demencial.

En la próxima entrada expondré las características comunes a toda demencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario